Opinion

Los países de la Unión Europea representados por Federica Mogherini, en su carácter de Alta Representante para Asuntos Exteriores y de Seguridad, manifestaron continuar dictando sanciones unilaterales contra el gobierno constitucional de Venezuela, lo cual resulta absurdo, grosero e inmoral; Mogherini solo hace papel de monigote, por mucho que se tongonee igual se le ve el bojote de mentiras y apego a las instrucciones de su jefe imperial, el mismo que da instrucciones a los gobiernos cipayos de Colombia, Perú, Ecuador y Argentina.

El gobierno de Nicolás Maduro tiene récord güines de sanciones unilaterales y asedio por parte del imperialismo estadounidense y su guarida de cipayos, pretendiendo mostrar ante la comunidad internacional que el único problema de América Latina es Venezuela, cuando su verdadero interés no es ayudar a los venezolanos sino derrocar al gobierno venezolano.

Los acontecimiento en pleno desarrollo en Latinoamérica muestran como la representante de la Unión Europea, y los demás fustigadores adulantes del imperialismo estadounidense tienen una doble moral bajo su discurso de ayuda humanitaria, pues en Honduras más de 7000 migrantes huyen despavoridos para escapar del hambre, la miseria y del exterminio por parte de pandillas asesinas amparadas por el gobierno de Juan Orlando Hernández, pero sin embargo, la UE no habla en este caso de crisis humanitaria, ni ha presionado a ese gobierno heredado de un golpe de Estado, para que permita un canal de ayuda humanitaria internacional, mucho menos han aplicado sanciones financieras o económicas.

Otro hecho espeluznante que ha ocurrido en la Comunidad Internacionales es el descuartizamiento vivo por parte del Gobierno de Arabia Saudita, del periodista Jamal Khashoggl, pero hasta ahora la representación de los grandes medios de comunicación que criminalizan al gobierno de Venezuela, no han denunciado contundentemente este inusual asesinato de un periodista que solo había criticado los horrendos crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno saudí.

Los representantes de la política exterior de la UE, de USA, o de los gobiernos cipayos latinoamericanos, no han denunciado este horrible acontecimiento, ni han suspendido ningún acuerdo comerciales existente con Arabia Saudita, donde el gobierno de la Dictadura Teocrática y asesina del rey Salmán bin Abdulaziz Al Saúd de Arabia Saudita ya fue develado como responsable de cometer el abominable crimen en la sede de una de sus representaciones diplomáticas.

No cabe dudas que este gobierno saudita es amigo de Mogherini y sus representados, al igual que del presidente Donald Trump, quien declaro públicamente no tener intenciones de rescindir los acuerdo comerciales con Arabia Saudita para no torpedear los intereses económicos que le reporta las ventas de armas que utilizan para asesinar a la población yemení. Pero, si pretende la oleada de países neoliberales guiados por los más mezquinos intereses imperialistas criminalizar y expulsar a un presidente que ganó unas elecciones con más de 6 millones de votos directos.

 

Cuatro F/APC PSUV Mérida

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.